sábado, 26 de noviembre de 2011

Cutrebar de toda la vida

El almeriense capitalino -qué horror de palabra- es un ser ávido de bares con tapas monumentales. Busca con fruición aquel bar que llame tapa a un plato combinado y ración a esas cosas que nadie va a pedir. Lejos de las rutas gastronómicas de alcurnia están los bares de barrio e incluso los bares de pueblo, de pueblos sin barrios, de pueblos de toda la vida. Bares sin periódico en pueblos sin barrios. Bares con solería pero sin solera, sin fotos de famosos que hayan pasado por allí, porque no han pasado. Y los entendidos, tampoco. Hay un ambiente de moscas sin moscas, de azulejos baratos, de guías de teléfono con páginas amarillas y amarillentas, de teléfonos de monedas. Es posible que esté la fotografía en blanco y negro y el almanaque. En Almería un bar donde no te pregunten qué quieres de tapilla no es un bar, es una funeraria, es una ventanilla para comprar timbres de una peseta a funcionarios tristes. No son bares para hacer libros ni echar fotografías, ni para conocer al dueño. Donde no hay caché que valga. Es una pena que tengan que decir la cuenta en euros y no en pesetas de toda la vida, a ver qué tienen ellos de euro, ni siquiera las moscas son europeas, son moscas imaginarias, mediterráneas, levantinas. Un europeo que se precie prohibiría las tapas monumentales y las llamaría platos combinados o, peor raciones, ésas que un almeriense sabe que nunca se piden.

sábado, 24 de septiembre de 2011

Necesitamos otro Einstein.


En 1887, Michelson y Morley llevaron a cabo probablemente el experimento más importante de toda la física. Y simplemente lo único que hicieron fue medir con precisión la velocidad de la luz. Esto, que parece muy sencillo, no lo es tanto si queremos que el movimiento terrestre no influya en nuestras mediciones. Imaginemos que queremos cronometrar cuánto tarda una persona en dar una vuelta a un estadio de atletismo. Todos estaremos de acuerdo en que algo clave para cronometarlo bien es que nosotros no nos movamos del punto donde le damos a empezar al cronómetro ya que si nos movemos en sentido contrario al corredor falseamos el tiempo a su favor y si nos movemos en el mismo sentido lo falseamos en su contra. Pues lo mismo le debería pasar a la luz ya que el elemento donde se sitúa el instrumento de medida, en este caso la Tierra, está en movimiento bien a favor o en contra de ella, falseando los datos. Michelson y Morley dieron con la forma de medir la velocidad teniendo en cuenta el movimiento terrestre. Sin embargo, el resultado de las mediciones fue que, se tuviese en cuenta el movimiento de la Tierra o no, la velocidad de la luz era la misma, lo cual, evidentemente, dejó perplejos a todos los físicos, empezando por ellos mismos. El experimento se repitió muchas veces intentado encontrar dónde estaba el error, pero no lo había. Fue necesario que llegara Einstein y en 1905 explicara este fenómeno. La velocidad de la luz (en el vacío) no depende del movimiento del observador, y es por tanto una magnitud absoluta. Para que esto fuese posible, el tiempo debería ser relativo. Nacía así la Teoría Especial de la Relatividad que, por cierto, no dice que todo sea relativo sino todo lo contrario, que hay algo que no es relativo: la velocidad de la luz en el vacío. Al principio nadie le hizo caso ya que la teoría de moda era la existencia de un éter misterioso que influía en todas las mediciones. Precisamente Michelson y Morley buscaban constatar la presencia de dicho éter. Con bastante reticencia por parte de la comunidad científica, la idea, estrafalaria por entonces, de que la percepción, y, por tanto, la medición del tiempo dependían de la velocidad del observador, tuvo que ser aceptada dando a torcer un brazo que llevaba en alza más de 200 años. La teoría del movimiento de Newton, vigente desde la publicación del libro Philosophiæ naturalis principia mathematica en 1687, establecía como condición necesaria la existencia de un tiempo absoluto desde el cual Newton ponía los cimientos de la física tal y como la entendemos ahora. Nadie osó contradecirle, aunque estaba implícito en dicha teoría que algo faltaba, para lo cual se echó mano del famoso éter. Pero no lo hubo. Al final, las ecuaciones del movimiento de Newton sólo eran válidas a velocidades pequeñas donde los efectos relativistas son despreciables. Una consecuencia de la Teoría Especial de la Relatividad es que la velocidad de la luz nunca podía ser superada ya que sólo hay dos opciones, que la masa del cuerpo sea cero, condición que sólo cumplen los fotones, -los componentes de la luz, que tienen energía pero no masa-, o que la energía del cuerpo sea infinita, lo cual no es físicamente posible. Los neutrinos son partículas subatómicas, más pequeñas que el átomo, que están cerca de cumplir la condición de masa cero. Y éstos, al menos según un reciente experimento, han superado la velocidad de los fotones, o sea, la velocidad de la luz. Se realizarán muchas repeticiones y comprobaciones del mismo. Si se encuentra el error la Teoría Especial de la Relatividad de Einstein seguirá siendo válida para cualquier caso. Si no será un experimento tan o más importante que el de Michelson y Morley y cambiará la forma de ver (y estudiar) la física de los últimos 100 años. Necesitaremos, pues, otro Einstein para explicar el fenómeno.

lunes, 19 de septiembre de 2011

El nuevo robot aspirador

El nuevo robot aspirador llegará pronto a nuestros hogares. Pronto seremos felices. Incluso se recargará solo yendo hacia su fuente de energía. Será como una mascota, como un extraterrestre, como un ET vestido de chacha. Podremos repantingarnos en el sofá y ver una película de serie B mientras el nuevo robot aspirador hace su tarea silencioso y obediente. No sabremos que hacer con las calorías que antes gastábamos y engordaremos inevitablemente. El universo acumulará un exceso de energía no gastada. En las chatarrerías y depósitos de viejos electrodomésticos se hacinarán los viejos armatostes, obsoletos. Y grupos de música rock de nuevo cuño harán canciones sobre el nuevo robot aspirador. Y nosotros nos creeremos dioses. Dioses que ya no tienen nada que hacer. Subirán las audiencias de la tv basura al tiempo que el nuevo robot aspirador recogerá la basura de todos los suelos, lo sucio, la mugre. Y pronto caeremos en discusiones bizantinas sobre filosofía, ociosos. Tendremos tiempo de leer lo cual será un castigo por nuestra soberbia Y seremos más eléctricos, más domésticos. El nuevo robot aspirador leerá poesía y aprenderá a llorar.

viernes, 16 de septiembre de 2011

Plan B

Ir a la inauguración de ARTE GIRA MOVING, en la Escuela de Arte de Almería, en la Plaza Pablo Cazard, 1 y ver que pasa allí. A las 20:00. Quedarse en casa viendo la tele, viendo Una Historia de Zinemaldia, en la 2, a las 20:30. Leer cosas que no han sido recomendadas en los últimos diez años, ni por tus amigos, ni por las revistas, ni por los suplementos culturales, ni por los culturales suplementos. Tomar de postre helado helado. Desconectar todos los teléfonos y todos los proveedores de correo electrónico. Escuchar a Bowie. Probable cerveza con su tapa o ir directamente a ver a El Lunático, en Mae West, Parque Nicolás Salmerón, 9, a las 22:00 o 23:00 según fuentes, entrada gratis hasta completar aforo. Y más probable cerveza, ahora sin tapa. Escribir. Dormir.




miércoles, 7 de septiembre de 2011

Viaje en el tiempo.

Esta mañana me he levantado temprano como un niño el día de los Reyes Magos ansioso por ver publicado mi primer artículo como columnista de opinión en un periódico, el Diario de Almería http://www.elalmeria.es/ y creo que he sido el primero en llegar al quiosco. Antes de comprarlo he abierto el periódico, lo he hojeado buscándolo pero no lo he visto por ninguna parte. Me he sentido confuso ya que un rato antes lo había visto publicado en internet http://www.elalmeria.es/article/opinion/1058654/sabina/amp/cia.html. He ido a una cafetería y lo he escudriñado hoja por hoja, pero nada. Incluso he llamado al periódico pero no contestaba nadie. Luego me he dado cuenta de que la fecha del periódico era del pasado viernes día 02 de septiembre. Había viajado en el tiempo, cinco días antes. Pero no, simplemente el primer periódico del montón era un encargo de un periódico atrasado que he cogido yo por error. Debajo estaba el periódico de hoy miercóles 07 de septiembre con mi artículo. Espero que os guste y que os haga los días cortos y no tan largos como un día sin periódicos.

Enlace Diario de Almería : http://www.elalmeria.es/
Enlace artículo: http://www.elalmeria.es/article/opinion/1058654/sabina/amp/cia.html

jueves, 28 de julio de 2011

Herminia o como tirar la casa por la ventana.








No en sentido metafórico sino en sentido estricto. Tirarlo todo, deshacerse de telarañas, baúles de prejuicios, de esa ropa que sienta tan mal. Mirar por la ventana y salir a la calle. Y leer una nueva revista que en todos los sentidos también tira la casa por la ventana. Sus autores/colaboradores, Camilo de Ory, Florencio Aparicio, Anxo F. Counceiro, Vriginia Aguilar Bautista, Miguel Marzo Solís, Germán Muñoz Giménez, Ana Cendrero, José Luis Arranz, José Pablo García, Aida Vicuña, Elías Arriero, R. Granados y un servidor. O sea, lo mejor y lo más reluciente del planeta Facebook. Nuevas generaciones, viejas generaciones, esqueleto de letras, volar entre tus páginas. No dar por sentado lo que no está sentado. Ya disponible o casi. http://www.herminia.es

sábado, 23 de julio de 2011

Sólo voy a sitios con guardarropa (6)

En Almería, supongo que igual que en todas partes, el santo y seña es que si un espectáculo es gratis, no merece la pena ir. Eso, u otra circunstancia explica que ayer en el festival Almeriblues 2011 de Roquetas de Mar hubiese una afluencia de público buena pero dispersa. A ello también ayuda un cartel sin ningún nombre que llamase la atención. Sin embargo hay cosas que destacar, como por ejemplo, el sonido. Se agradece que el sonido, a veces bastante deficiente en conciertos de pago, sea bueno en éste. También que en el sitio más impensable, La Mojonera, Almería, 8000 habitantes, haya un grupo de blues como Papancho Band que suene hasta bien, con un guitarra efectista, pero bueno. Después dos grupos como Pepe Delgado & Dientes Largos, de Sevilla y The Migthy Pimps de Marbella demuestran que los CDs ya no se venden sino que se tiran al público. Hombre, yo al anunciar a The Migthy Pimps no lo hubiera hecho como ahora viene el momento guiri, pero, efectivamente, ahora venía el momento guiri, con bermudas y todo. Entre tanto veo pasar mesa de sonido para arriba, mesa de sonido para abajo a Miguel Bañón y compinches que el año pasado venían como Bang y uno piensa que claro, los famosos Devills Rolling cabeza de cartel se han caído del mismo y vuelven los del año pasado. Sin embargo los que vuelven son cinco músicos, Miguel Bañón (Los Marañones), Wichy García y Quino Lucas (Los Rebeldes), Carlos López (Vinila Von Bismarck y Lucky Dados) y Dani Pérez. O sea los Bang, corregidos y ampliados, tocando, no obstante el mismo repertorio de clásicos rocker de la formación primigenia; Chuk Berry, Jerry Lee Lewis, salpicado de hits melosos de John Lennon (Starting Over) o curiosas revisisiones de Moris (Sábado en la noche). Pero lo más cerca de canciones propias es una bastante pastelera de de Los Marañones y una versión de un músico local de Murcia. Y lo que era poco más que tres amigos tocando juntos (Bang) se ha convertido en una superbanda (¿en España se puede decir superbanda?), con cinco músicos de nivel, cuyos grupos permiten el pluriempleo. Y es que un bolo es un bolo. Eso sí, tocan como una superbanda, suenan a superbanda y en escena se muestran como una superbanda, con un contrabajista salvaje (Carlos López) y un saxofonista de lujo (Dani Pérez). También tenían CD pero en este caso, no lo tiraban al público. Larga vida al Rock’n’Roll.

viernes, 15 de julio de 2011

El edificio gris



En Almería hay un nuevo edificio. Está a punto de terminarse o está ya terminado, qué más da. Por fin todo el mundo podrá odiarlo, criticarlo, poner a parir a los arquitectos. Pero se va a quedar ahí para siempre o por lo menos para una cantidad de tiempo suficiente para que nos mire como ya lo está haciendo, ufano. Está diciendo: miradme, vosotros atravesaréis cientos de veces al día, miles de veces, cientos de miles, el túnel que atraviesa la barriga de la calle que tengo a mi lado. Iréis a vuestros trabajos o volveréis de ellos o iréis a una fiesta, o a un banco, o a llevar los niños al colegio. Tendréis que pagar la hipoteca todos los meses. Estaréis escuchando la voz de un locutor de radio que os dará a elegir, noticias malas o peores. Pero yo resistiré aquí a todas las malas noticias. Los seísmos económicos que hacen ponerse nerviosos a quién sabe qué inversores me darán risa, pero si ya me estoy partiendo de risa, o acaso no lo veis. Sí, sí, en las cafeterías diréis, vaya mierda de edificio pero al final yo saldré ganando. Aquí trabajarán policías locales o vete a saber quién o igual ni me encienden la luz pero estaré perfilando el cielo de vuestra ciudad más años de los que cumpliréis la mayoría de vosotros. Me da igual que haya dinero para pagar o no lo que he costado, o si la cinta de inauguración la han comprado en el chino de más arriba. Me va a importar un carajo si el alcalde del año dosmilnosecuantos me vaya a dedicar a lo mismo o vaya a estar inactivo mientras se discuta si debo ser utilizado o es preferible discutirlo eternamente porque yo ya soy eterno. Antes era una fea e inservible estructura de hormigón semiabandonada que todos miraban con lástima, pero ahora yo soy el que manda aquí, en este espacio de cielo. Bajo un cielo azul, radiante, luminoso, resplandeceré gris. Otros edificios, ocultos en el bosque urbano, serán bellos pero anónimos, ocultos, camuflados, invisibles y por tanto imposibles de odiar, pero este no es mi caso. Un disco, una película, un libro, son tontos objetos efímeros. Salen en los periódicos, se escuchan en la radio, se ven en los cines, luego se entierran en el cementerio del olvido para siempre o llenan el espacio de estanterías vanas. O permanecen pero, al final, serán códigos binarios sin sentido, que sólo sabrán descifrar máquinas con fecha de caducidad. O algo peor, objetos de papel. Objetos fácilmente ignorables, pero yo no porque soy piedra y materia. Soy un monumento a la monumentalidad, sin vuelta atrás.

viernes, 8 de julio de 2011

Adelgazar el Estado

Para desayunar: 1 huevo cocinado, 2 rebanadas de pan integral ó 4 galletas, 1 taza de leche o yogurt natural o una taza de café o té (endulzado con azúcar morena o azúcar de dieta), 1 pieza de fruta (cualquiera menos; plátano, piña, pitahaya, mango, aguacate, coco y uvas). Media mañana: 1 fruta cualquiera (menos plátano, piña, pitahaya, mango, aguacate, coco y uvas). Para comer: 4 cucharadas de arroz o 1 taza de fideos ó 1/2 plátano, 1 taza de ensalada (cualquier verdura menos remolacha), 120 gramos de cualquier proteína (puede ser: pavo, pollo, carne roja, pescado, etc). Media tarde: 1 taza de café endulzado con azúcar morena o azúcar de dieta. Noche: 120 gramos de proteína, 2 cucharadas de arroz ó 1/ taza de fideos ó 1/4 de plátano, 1 taza de ensalada y una fruta permitida.

domingo, 3 de julio de 2011

Fui antologado.




En el libro con los finalistas del I Premio de microrelatos Museo de la Palabra. Este libro se editó por diciembre del año pasado o así pero apenas he tenido tiempo de hacer referencia a él. Por suerte, se puede conseguir gratuitamente en su formato digital. En este enlace: http://www.fundacioncesaregidoserrano.com/Se-edita-el-libro-con-los-finalistas-del-I-Premio-de-microrrelatos-Museo-de-la-Palabra.htm


Mi microrelato, en la página 145.

domingo, 26 de junio de 2011

Contradiciendo a Javier Marías (1).

Don Javier Marías, tengo que contradecirle ya que se equivoca usted de medio a medio. Sí que somos máquinas. Somos máquinas de producir. El mundo necesita que usted y yo, y todos, produzcamos. Y a la mayor velocidad posible. Si puede usted dejar el coche a diez minutos del lugar de trabajo y andar el resto, debe dejarlo a ser posible a cinco minutos del trabajo, o en el mismo trabajo. Ni usted, ni yo, ni nadie debe permitirse el lujo de andar diez minutos antes, o después, del trabajo. Hemos de abolir de una vez por todas esa maldita costumbre de perder hasta media hora en tomar café y en una cafetería, antro de pérdida de tiempo de producción donde los haya. Si es usted escritor, supongamos, debe usted empezar la siguiente novela nada más terminar la anterior. Existe también la opción de que se la escriban si no dispone de tiempo, pero un escritor de su categoría jamás debe barruntar este extremo. Y si nosotros, las máquinas de producir, nos estropeamos, existen montones de máquinas de producir que, a bien seguro producirán más y mejor, o por lo menos más. Créame y déjese de bienestares y ocios, fuente del pecado improductivo y tome café, eso sí, mientras produce.

viernes, 24 de junio de 2011

Reality

He estado visitando al doctor. Doctor: ¿Qué puedo hacer por usted? Yo: Pues, necesito que me prescriba un análisis de sangre. Doctor: ¿Qué le ocurre? Yo: Pues, tengo el hígado graso y debo controlar periódicamente las transaminasas. Doctor: De acuerdo pero eso suele ser hereditario y lo tendrá de por vida, además eso se detecta con una ecografía. Yo: Bueno, a mí me ocurre desde hace un par de años, de hecho me lo detectaron con una ecografía pero prefiero que hacerme primero un análisis a ver que tal. Doctor: ¿Y cuándo se hizo los últimos análisis? Yo: Después de Navidad, más o menos. Doctor: ¿Y qué tal fue? Yo: ¿Pues bien, estaban altas pero no pasaban del límite? Ahora he adelgazado y como mejor y quisiera comprobar si estoy mejor de eso. Doctor: De acuerdo, no obstante si después de Navidad estaban bien, ahora seguro que están mejor. No obstante le prescribiré un análisis completo, de vesícula y varias cosas más, prácticamente de todo y además un análisis de orina. Próximo post: Resultados de los análisis.

miércoles, 22 de junio de 2011

Observatorio

Me gustaría ser detective privado pero, claro, si lo fuese no podría decírselo a nadie. Se imaginan, ah ¿Y a qué te dedicas? Soy detective privado. Es como decir, soy inspector de hacienda o soy enterrador. Supongo que existirán todo tipo de eufemismos. Soy funcionario municipal, trabajo en el área de servicios urbanos. Sin embargo ser detective privado no admite eufemismos, luego no puede revelarse. Tampoco se puede ser detective privado en una ciudad pequeña y menos en un pueblo ya que por una parte todo el mundo sabría a que te dedicas y por otra parte en las ciudades pequeñas y en los pueblos todo se sabe, por lo que los detectives privados son innecesarios. En otro orden de cosas, ser detective privado no está bien visto socialmente. Literaria o cinematográficamente es fantástico pero en la vida real un trabajo que consiste básicamente en observar a la gente es algo deplorable. Hasta los escritores lo saben. Si quieres escribir algo que tenga que ver con la vida de las personas, aunque sea ficticio, nunca debes observarlas, debes leer como otros han escrito sobre ellas pero observarlas, nunca. Después de todo existen innumerables temas sobre los que escribir, todo ficticio, o sea a) la propia vida de cada uno y b) lo que se ha escrito sobre cualquier tema. Ah y c) sobre detectives privados, con suspense y todos los ingredientes clásicos de la novela negra. Sobre detectives que nunca observan a nadie.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Ingeniero humanista, no gracias.

Suena fantástico y decimonónico pero, oiga usted, a ver si se aclara. Qué es eso de entender de poesía (y no digamos de filología) y además saber hacer derivadas e integrales. Si es que es el colmo del intrusismo. Si es Ingeniero, pues dedíquese a hacer puentes y si es humanista pues dedíquese... a lo que se dedique o deba dedicarse un humanista. Vale que lea best sellers, incluso que lea novela contemporánea o ya rizando el rizo que lea incluso a los clásicos, pero dárselas de entendido, oiga, no. ¿Acaso alguien ha visto un filólogo diseñando puentes? Por eso, señor Álvaro García Meseguer, resulta estridente, molesto y hasta pedante que después de ser una eminencia en hormigón armado (¿a quién le interesa el hormigón armado, hombre de dios?) y ser coautor de esa monumental obra (Hormigón Armado, Ed. Gustavo Gili, 15 o más ediciones) de referencia fundamental para los entendidos, se dedicara usted además a escribir libros con títulos como "Lenguaje y discriminación sexual" (Editorial Cuadernos para el Diálogo, Madrid, 1977) o "¿Es sexista la lengua española?. Una investigación sobre el género gramatical. (Editorial Paidós Ibérica, 1996) y hasta una adaptación teatral del 1984 de Orwell que, para más inri, tuvo a bien estrenarse antes de su muerte, en 2009 (la suya propia, no la de Orwell). Y si no me cree, investigue en la prueba actual de lo que es trascendente o no, o sea, la Wikipedia, la cual le ignora absolutamente, como se debe proceder con intrusistas de su calaña. Bueno, se le cuelan excepciones como Don José de Echegaray, ingeniero, matemático y dramaturgo aunque también político (nadie es perfecto) que, para fastidiar más aún, consiguió un Premio Nobel (en literatura). Así que hágame caso, Don Álvaro, aunque llegue tarde el consejo, deje el teatro y los lenguajes para los verdaderos humanistas y lea toda la poesía que quiera, aunque eso sí, absténgase de entender nada igual que los humanistas se abstienen de entender nada de matemáticas o ciencia, y menos de ingeniería.

lunes, 31 de enero de 2011

Pantallas borrosas

En la TV el mundo es plano y se resuelve a base de tecnología LED. Si la realidad no te gusta puedes cambiar de canal y encontrar otra realidad aún peor. Hay realidades de alta definición y otras borrosas. Igual que en los mp3 los discos de vinilo ya no chisporrotean al comenzar, en las tv's bidimensionales las películas antiguas ya no tienen la patina del tiempo, es más, parece que se acaban de rodar. Curiosamente los televisores antes eran tridimensionales, tenían alto, ancho y fondo y ahora tienen la tercera dimensión incorporada en las otras dos. Probablemente la cuarta dimensión se hallaba contenida en las tres dimensiones antiguas pero nadie nos quiso vender las gafas para verla, ¿se vería a Dios? ¿o la TV ya era Dios? Entonces eramos nosotros los que lo veíamos a él constantemente y no él a nosotros. O nosotros eramos Dios y veíamos indolentes sobre nuestro sofá cada una de las diferentes cadenas-realidad, sin mover un dedo, salvo para cambiar de canal. O eramos extraterrestres y veíamos el mundo desde nuestro planeta a miles de años-luz . O eramos astronautas y veíamos aquel planeta-tv que es azul, sentados en la cápsula-salón, donde no hay nada que hacer.


video

sábado, 8 de enero de 2011

Querido diario (1)

Querido diario, esta noche he soñado con Josele Santiago y Miguel Ríos. Después me he levantado temprano como un niño el día de los Reyes Magos y he limpiado el coche. Más tarde me he tomado un café en un bar cercano y he leído la prensa. Leo habitualmente los obituarios y reparo en gente importante o famosa que antes no me importaba lo más mínimo. A veces pienso que se mueren sólo para que la gente les haga caso. Ayer (o antes de ayer o cualquier día hace poco, ese detalle es poco relevante) murió Gerry Rafferty, famoso por el solo de saxo de su canción Baker Street interpretado por otro pero por el que percibía 125.000 dolares anuales sin hacer nada más. Al parecer padecía de alcoholismo severo pero es que con esa renta y sin nada que hacer es difícil no padecerlo. Querido diario, te odio porque en vez de estar escribiendo estas notas debería estar escribiendo las notas del solo de saxo de Baker Street porque sin ni siquiera tocarlas me darían 125.000 dólares de renta anual y así podría ser un desconocido cuyo trozo de canción en el que suena el saxo se escucha a la vez en cientos de miles de hilos musicales de todo el planeta. Y así cuando en la sala de espera del dentista sonase el maldito solo de saxo podría decir, esa canción y ese solo de saxo es mío, mío y de nadie más y la gente me miraría como si estuviera en la sala de espera del psiquiatra. Sí, mío. Y ni siquiera lo toco yo.


video

miércoles, 5 de enero de 2011

El rey mago.

El rey mago fuma ducados rubio y se toma un café antes de empezar la jornada laboral. Se viste en los vestuarios del personal de los grandes almacenes y la barriga no es de mentira. Tanto el traje como el escenario en el que va a pasar un montón de horas es cutre a más no poder, es un rey mago de bajo presupuesto. Le pagan por día y mañana se queda sin curro. Esta noche en vez de llevar regalos por las casas se va de marcha con sus amigos y se pule parte de la pasta que le van a pagar en cubatas de whisky con seven up. La noche de reyes es larga y alcohólica, en los pubs los cubatas aplacan la sed de él y otros reyes magos a ritmo de guitarras duras y sonidos penetrantes. Mientras los niños duermen el rey mago se emborracha y ríe estrepitosamente. Mañana por la mañana tendrá una resaca del carajo porque el whisky es también de bajo presupuesto y el viernes por la mañana irá a cobrar. El rey mago existe y cuando acaba la Navidad busca trabajo de otra cosa.