miércoles, 18 de junio de 2008

The Clash

Hoy me he pegado lo que vulgarmente se llama una hostia. Había hecho un comentario en una entrada pero creo que merece una entrada nueva. Estaba yo en Almerimar por cuestiones que no vienen al caso y me acompañaba una chica, cuyo nombre tampoco viene al caso. El caso que si viene al caso es que al terminar, el curro, nos ibamos cada uno hasta su curro respectivo o lo que sea. Entonces no sé si me estaba fijando en la chica o en unos temas de un edificio, más bien creo que en los temas del edificio cuando andando por la acera me doy un clash con el poste de una señal, tan clash, tan clash que la chica va y se pone pálida. No me ha pasado nada, pero por la cara de la chica parecía que me había partido la crisma en dos. Pero nada. Soy duro de mollera, al parecer. Esto me ha dado que pensar. ¿Y si me ha afectado? Estoy probando a escribir a ver como me afecta este golpe. La verdad es que sólo estoy escribiendo tonterías o no se qué de una chica y los clash que a lo mejor no entiende nadie. Qué será eso de un clash y qué es lo que te ha pasado. Que me he dado una hostia con una señal andando por la acera. Iba con una chica. Por un tema de curro. En Almerimar ¿Y qué? ¿Estás bien? ¿Te pasa algo? La verdad es que sólo estoy escribiendo gilipolleces. Va, entonces no te ha afectado en absoluto. Escribes lo mismo que antes. Ah, pues mira. Ya me quedo más tranquilo. Cuidado con los clash.


video